ENVÍO GRATIS A PARTIR DE $40.000 - ¡APROVECHA HASTA 3 CUOTAS SIN INTERÉS!

Hola!

Hola! como estas? Soy Nacho, un chico que junto a la ayuda de su familia logró seguir su sueño, quiero que conozcas mas profundamente mi historia, y como esta terminó impulsandomé a crear Onsurf, me acompañas? Podes leerla acá abajo! 👇

 


 

“El comienzo”

El descubrimiento de su pasión por el emprendimiento nace en el Instituto Juvenilia, mientras transcurría su ultimo año de secundaria en el corriente año 2022. Regularmente en la división de economía se cursa una materia llamada “Proyectos Organizacionales”, la misma aborda la creación totalmente desde cero de un emprendimiento.

El objetivo de la misma es que se logre un proyecto funcional, analizando y aprendiendo distintos puntos como marketing, diseño, finanzas u organización y gestión del mismo. Nacho decidió crear un emprendimiento llamado “Cartas Carteate” donde realizó la producción de mazos de cartas para juegos tradicionales como “el truco” o el “chinchón”. El rubro del emprendimiento no es lo importante sino lo que el mismo generó en el, en su momento la sensación de agrado y motivación por crear y llevar a cabo un proyecto de ese nivel, invadía su mente. Disfrutaba de realizar el trabajo pese al estrés que se podía manejar, y en ese momento sin poder identificar lo que realmente significaban todos esos sentimientos, su pasión pasó desapercibida y terminó el año siendo una experiencia más que lo ayudó a aprender y ser un mejor estudiante.

“Un descubrimiento importante”

Luego de terminar el ciclo escolar, nos adelantamos al verano 2023, comienza un nuevo año, y consigo trae el comienzo de una nueva aventura. Esta época, y el final tan reciente de su etapa escolar traían aparejadas muchas reflexiones, presiones sociales sobre la vida universitaria, parientes que repiten una y otra vez la famosa pregunta “Que vas a estudiar?”, la incertidumbre de su vida en el futuro y miles de cosas más. Entre todas esas ruidosas cuestiones, se presentó como un oleaje la nueva tendencia en redes sociales sobre crear una “marca de ropa”, Nacho disfruta de practicar Surf y pensó por que no llevar a cabo una marca de ropa como las grandes franquicias “Rip curl”, “Ala moana”, “Billabong”, trayendo del pasado ese sentimiento experimentado tan recientemente en el secundario.

Nacho ya estaba anotado en la carrera universitaria de Arquitectura, ya que desde chico pensaba que ese era su camino debido a sus habilidades diseñando y disfrute por ese lado artístico, pero cuando se tuvo que presentar por primera vez a la universidad, se dio cuenta que no era lo que realmente quería, ya que, asistir a la facultad no le despertaba el mismo entusiasmo que crear su propio emprendimiento como había hecho en el ultimo año escolar.

Un día, Nacho volvió de la facultad, y decidió contarles a sus papas que no quería ir mas a la universidad, lo que realmente quería era crear su propia marca de ropa, al principio fue difícil para los padres asimilar que su hijo no iba a seguir una carrera universitaria, pero decidieron dejar sus opiniones de lado para priorizar que su hijo sea feliz y haga lo que realmente ama.

Luego de esta noticia, a Nacho se le presentaba un viaje familiar donde iba a poder reflexionar y aclarar mejor todas las ideas que estaban dando vueltas por su cabeza. Al volver, tuvo una charla con sus papas, en la cual decidieron que lo iban a apoyar económicamente hasta que logre ganar su propio dinero y poder mantenerse solo.

“Primer Round”

El primer mes, fue uno de los mas complicados, ya que, el principal objetivo era crear desde cero la identidad de la marca. Lo primero que a Nacho se le vino a la mente fue relacionar el tipo de moda y estilo del proyecto con el surf, uno de los deportes que practica y mas lo apasiona. Luego de varios días de pruebas y errores, la marca se bautizo con el nombre de “Onsurf”. De la traducción del ingles al español “prender tu surf”, es la metáfora que la marca utiliza para la acción de prender tu pasión, ya sea, en un ámbito deportivo, artístico o profesional.

Llegaba el momento de ponerse manos a la obra con los aspectos más crudos del proyecto, lograr alcanzar una calidad que pueda competir con marcas ya posicionadas en el mercado. El mismo fue un proceso lleno de Altibajos, Nacho y su familia pasaron por muchos momentos donde todo se hacia difícil y había que elegir entre seguir luchando o desistir por el abandono. Diariamente buscaban moverse por la ciudad para hablar y realizar pruebas con distintos proveedores, ver estampados, bordados, calidades de telas o confección para conseguir al mejor equipo posible. Las decepciones y situaciones tensas fueron incontables, pero pese a todo ese esfuerzo, decidieron seguir adelante y lograron consolidar un equipo que hoy los acompaña en los diferentes lanzamientos que la marca realiza.

“La actualidad”

Actualmente la marca ya ha superado metas que, cuando comenzaba su aventura parecían imposibles como superar los 10.000 seguidores en Instagram o vender más de 100 ordenes, poco a poco siguen mejorando sus números y buscando profundizar más y más en el mercado. Nacho se encarga de manejar todos los aspectos administrativos de la empresa, marketing, diseño, finanzas, organización y producción entre muchos otros, contando con la ayuda de su familia para todas las metas que la marca se propone. Onsurf es aún un emprendimiento en pleno crecimiento, que mejora constantemente en muchos aspectos y comete errores en otros tantos, externamente solo cuenta con la ayuda de un trabajador que se encarga de manejar la sección de publicidad paga en distintas plataformas, pero en el futuro Onsurf tiene la visión de llegar a ser una marca internacional que cuente con un propio deposito, cientos de trabajadores y toda una historia apasionante que contar.

Para Onsurf el camino del emprendedor es un desafío constante, si bien la marca pasó por el momento más difícil de un negocio, el cual es levantar vuelo, no quiere decir que los problemas o situaciones difíciles se hayan acabado. El proyecto tiene que enfrentarse diariamente a todo tipo de contratiempos, cómo planear nuevos lanzamientos, solucionar problemas financieros o tratar con inconvenientes internos con clientes. Son momentos donde es esencial mantener la calma y desarrollar una mentalidad ganadora que sea digna del objetivo que se quiere llegar a lograr en un futuro.

Nacho tiene una visión muy clara para el futuro, llevar a Onsurf a ser una de las marcas más importantes a nivel internacional, pero cuidado, porque su idea no es ser otra marca de ropa más del mercado. Nacho quiere que Onsurf y su historia sea un ejemplo de constante superación personal para los jovenes de las próximas generaciones que quieran seguir el mismo camino que el decidió elegir, promoviendo y poniendo en alto valores como la disciplina, autosuperación, valentía, la pasión o el esfuerzo.